02.02.2018 | 06:56

Cierre de campaña fina 2017/2018: resultados económicos para el sudoeste bonaerense

Abarcando las distintas tecnologías aplicadas,ya sea en Siembra directa o convencional, más uso de máxima tecnología, media o baja, se analizaron los costos finales y rindes de indiferencia para la campaña de fina terminada recientemente en el SO bonaerense.

 

El trigo y la cebada son los principales cereales de invierno realizados en la zona semiárida. A continuación se presenta el análisis económico para el cierre de campaña de fina 2017/2018. Se evaluaron cuatro formas de producción para cada uno de los cultivos: el sistema modal de la zona (tanto en siembra directa como convencional), la siembra directa (SD) con tecnología de insumos y la labranza convencional con bajo uso de insumos.

1. CARACTERISTICAS DE LAS MODALIDADES PRODUCTIVAS ANALIZADAS

Tabla 1: Modalidades de producción: labores e insumos utilizados en los cultivos de trigo y cebada.

2. ANALISIS ECONOMICO DEL CULTIVO DE TRIGO CAMPAÑA 2017/2018

2.1. COSTOS DIRECTOS

Para cada modalidad productiva, se establecieron los costos directos asociados en base a las labores realizadas y los insumos aplicados1 . Se han considerado los valores en dólares  pagados en la zona semiárida a enero 2018, sin IVA.

1 Fuente: Cooperativa Sombra de Toro Ltda. (Cabildo, Buenos Aires) 2 Cotización del dólar: $18,76 (valor promedio desde el 1 al 19 de enero de 2018). No se han considerado los costos de arrendamiento

2.2. PRECIO NETO Y MARGEN BRUTO

El precio percibido por el productor se estimó en base al valor de la tonelada de trigo informada por la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca. Luego se descontaron los gastos de comercialización en base a las tarifas vigentes en nuestra zona al día de la fecha. El valor neto se estableció por quintal.

Para cada modalidad de producción se estableció el umbral de rendimiento por hectárea obtenido en la presente campaña. De esta forma se efectuó el cálculo del margen bruto por hectárea para cada rendimiento, a efectos de poder establecer la variación en el resultado económico en cada caso.

Tabla 3. Margen bruto según modalidad productiva y rendimientos a cosecha

3 En el caso de las labores contratadas, se considera un valor de la UTA contratista de equivalente a 38 litros de gasoil. Cuando se utiliza maquinaria propia, se contempla el costo de mano de obra, gasoil y gastos en repuestos y reparaciones. Para el cálculo del consumo de gasoil se considera un tractor de 120 HP en la siembra convencional modal, y de 100 HP en el caso de bajo uso de insumos. 4 Para el cálculo de los costos de comercialización se considera los costos de: flete largo (100 km), impuesto y sellado, paritaria, secado, comisión del acopio y pesaje en balanza pública

3. ANALISIS ECONOMICO DEL CULTIVO DE CEBADA CAMPAÑA 2017/2018 3.1. COSTOS DIRECTOS

Para cada modalidad productiva, se establecieron los costos directos asociados en base a las labores realizadas y los insumos aplicados. Se han considerado los valores en dólares pagados en la zona semiárida a enero 2018, sin IVA.

2.2. PRECIO NETO Y MARGEN BRUTO

2.2.1. VENTA DE CEBADA

El precio percibido por el productor se estimó en base al valor de la tonelada de cebada informada por la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca. Luego se descontaron los gastos de comercialización en base a las tarifas vigentes en nuestra zona al día de la fecha. El valor neto se estableció por quintal.

Para cada modalidad de producción se estableció el umbral de rendimiento por hectárea obtenido en la presente campaña. De esta forma se efectuó el cálculo del margen bruto por hectárea para cada rendimiento, a efectos de poder establecer la variación en el resultado económico en cada caso.

2.2.2. CONSUMO DE CEBADA Y POSTERIOR VENTA DE NOVILLOS

Para poder evaluar el resultado económico del uso de la cebada como insumo para alimentar la hacienda, se tendrá en consideración el supuesto de la invernada de vacunos. En base a ello se asume que cada 11 kg de materia seca se logra obtener un kilo de carne en la categoría novillos5 .

A efectos del cálculo, se considera el precio actual del novillo de más de 300 kg (1,74 U$S/kg). Al mismo se le descuentan los gastos de comercialización de la hacienda, los cuales se estiman en un 8% del precio bruto. A continuación se presenta el margen bruto por hectárea, teniendo en consideración los costos directos del cultivo de cebada, el valor del silaje para el posterior consumo en el campo, y el precio neto pagado al productor por cada kilo de novillo obtenido en el sistema de invernada.

4. CONSIDERACIONES FINALES

El análisis económico presentado sólo pretende ser una guía respecto de los ingresos en base a la inversión realizada en cada caso. Cabe aclarar que a la hora de evaluar el resultado de la campaña que finaliza, cada establecimiento deberá tener en consideración no solo el resultado económico obtenido, sino también el aspecto financiero, la disponibilidad de superficie, los objetivos de producción de cada establecimiento y la mano de obra a disposición.

Fuente: INTA | Por: Lic. Soledad Carrasco y Téc. Corina Cerdá – INTA Estación Experimental Agropecuaria Bordenave

Agradecimientos: Cooperativa Sombra de Toro Ltda.


Comentarios
 
 
 




 

 
Copyright © 2010-2013 InfoSudoeste / Mañanas de Campo - Todos los derechos reservados | Diseño Web