08.02.2018 | 07:31

En tiempos de sequía, la planificación manda

En ganadería lo nutricional tiene que ir a la cabeza porque a partir de dichos recursos iremos viendo diferentes ítems que nos ayudarán a planificar. Po eso, la importancia de prepararse o de encararlo como sistema, analizar el campo y ver cómo nos preparamos.

“Ante estas circunstancias tenemos que hacer un inventario de los recursos que tenemos o que proyectamos tener y luego dividirlos en categorías, ordenándolos por requerimientos y necesidades, evaluando el rodeo de cría, haciendo una correcta separación de vacas por condición corporal, estado fisiológico, y atenderlas maximizando las necesidades”, afirmó la ingeniera Cecilia Inchausti, directora de Balanceados Crecer.

 

Para cada uno de los momentos que el animal transite las necesidades serán diferentes

-Seguramente. Lo primero es asumir la situación de sequía y actuar. Tenemos que tener una sanidad adecuada en todas las categorías, asegurarnos la provisión adecuada de agua, recordar que tiene que ser agua fresca y certificar que tengan una buena suplementación mineral de base. Buena provisión de sal, calcio, fósforo y, si se puede, magnesio y minerales menores.

Esto debería ser el puntapié inicial.

 

Hay recursos en este momento con una superficie importante de suplementos como pasto llorón y agropiro.

-Tenemos que ver con qué contamos. En el caso de estos recursos coinciden en la falta de proteína. Una vez que tenemos inventariado lo que tenemos podemos analizar qué calidad tienen.

 Es fundamental ver con qué los puedo acompañar para sacar el máximo de esos recursos que tengo y ver cómo administrarlos.

Tenemos muchas maneras de hacer la suplementación proteica, la más completa sería buscar un suplemento proteico. En lo personal para esas fuentes me gusta mucho la suplementación con proteína vegetal, estamos hablando de complementar con un pellet de girasol o soja.

Los suplementos proteicos en general se suministran en poca cantidad, son dosificaciones de 500 gramos y la ventaja es que al ser sumamente proteicos pueden suministrarse día por medio.

En la suplementaciones siempre hay que tener en cuenta que tenemos que tender a lo óptimo. Pero de lo óptimo, lo realizable, y lo realizable es la prolijidad en el suministro y en buscar cosas que se puedan sostener en el tiempo porque a veces son rutinas a las que no estamos acostumbrados, entonces tenemos que darles condiciones en el tiempo.

 

Hoy por hoy quien piense en un destete deberá pensar un destete de 30 días a corral porque no tenemos una fuente importante de proteína que hoy no tenemos.

-Mirando la hacienda tenemos la posibilidad de manejar sus requerimientos. Si tengo una vaca de cría tengo que ordenar los requerimientos, es decir, sacarle el ternero para que tenga menos necesidades. A la vaca la puedo manejar con un recurso de menor calidad y atiendo al ternero aparte.

Es algo más eficiente darle de comer a un ternero que hacerlo junto con la vaca. También, ordenar las vacas por condición corporal.

Para sacar un ternero del destete hay que tener en claro que los primeros 60 días debemos garantizarles una muy buena calidad de alimentación.

Infosudoeste

 


Comentarios
 








 
Copyright © 2010-2013 InfoSudoeste / Mañanas de Campo - Todos los derechos reservados | Diseño Web